Análisis Call of Duty Modern Warfare – PS4

Siempre que sale un nuevo Call of Duty se plantea exactamente las mismas preguntas o disyuntivas. ¿Es este el título que recuperará a los fans perdidos hace años? ¿Será este Duty el que retome sus orígenes? ¿Podrá el nuevo Call of Duty destacar como lo hicieron los primeros de la franquicia? Y podría seguir y seguir, pero es algo inevitable en una franquicia que dio tanta diversión y momentos épicos. Y así año tras año y título tras título gran parte de la comunidad se desilusionaba y se resignaba, pero después de un largo éxodo en el desierto, parece que por fin pueden decir que han salido de él. No os voy a cansar recordando cada título, sus virtudes o sus falencias y cómo poco a poco ha ido cambiando la franquicia, pero sí que comentaré las decisiones que se han tomado en este nuevo Call of Duty Modern Warfare para retomar esos orígenes.

Para eso comenzaré por el modo historia, ese modo que nos dejaba con la boca abierta por su similitud con la mejor de las producciones de cine de acción. Para eso no pueden faltar los ingredientes fundamentales como son las explosiones, giros de guión, héroes y villanos con peso y heroicidades. Todo esto lo vuelve a tener Moder Warfare y a un nivel visual acorde con los tiempos que corre, gracias a dios, con el pedido millones de veces cambio de motor gráfico. Yo lo he jugado en Ps4 Pro en una TV 4K, y he de decir que está a la altura de mis expectativas.

Pocos personajes. Esos son los canales que nos llevarán a través del modo historia con momentos épicos, como os decía, y son los perfectos para no perdernos en la historia que nos cuentan. Alex, el Sargento Garrick, Farah o El Capitán Price son algunos de ellos. Y también la sólida construcción de estos hace que el jugador empatice más con ellos y llegue a sentirlos cercanos. Evidentemente este análisis está libre de spoilers, por lo que podéis continuar leyendo sin miedo alguno.

Todo comienza con una operación norteamericana para recuperar un cargamento de un gas letal que sale mal, con la CIA de por medio no es de extrañar, en un marco temporal actual, con lo que así Modern Warfare consigue que el jugador vea y sienta más real todo lo concerniente al combate. Concretamente todo gira en torno a un conflicto en Urzikstan, una nación ficticia, pero que tiene grandes similitudes con Siria, e involucra indirectamente a Rusia y EE.UU. a través de mercenarios y subsidiarios de ambas potencias.

Tendremos los ya famosos cambios de escenarios de los mejores títulos anteriores, dejándonos con algún que otro cliffhanger para mantenernos en vilo. Eso sí, en este Modern Warfare tendremos unos momentos moralmente intensos que nos harán pensar ciertos conceptos preconcebidos y que también nos harán recordar que cada bala puede ser una muerte y no un festival de fuegos de artificio. Vuelve a nosotros toda la emoción de los míticos niveles de francotirador, pero muy bien actualizada a la actualidad, vehículos aéreos artillados, asaltos, misiones nocturnas sobresalientes, en definitiva momentos épicos a lo largo de 11 episodios que merece la pena rejugar. En definitiva la campaña de este Call of Duty Modern Warfare es excelente, impactante y hace que el foco del jugador no solo se quede en el componente multijugador, si no que la vuelva a tener muy en cuenta a la hora de decidir sobre la compra del título. Sin spoilers, tiene un final increíble, si parpadeas te lo pierdes. Y llegamos al tan ansiado cambio de motor gráfico.

Muchos años se ha pedido a esta franquicia que actualizará su motor para ofrecer una calidad a la altura de los tiempos actuales, y es ahora, no solo con el final de la generación de consolas, sino también con la nueva tecnología de Raytracing para PC, cuando por fin lo tenemos. Era más que necesario este cambio para ofrecer una experiencia total. La fluidez de sus animaciones es abrumadora, dando impresión de total naturalidad en los movimientos de nuestro equipo y las propias. No solo eso, muchas de las misiones nocturnas podrían pasar por vídeos reales de alguna operación militar. Así de impactantes son. Los escenarios están recreados con un altísimo nivel de fidelidad, la ambientación y todo lo que ocurre a nuestro alrededor está muy cuidado, como el clima. Las armas destilan realismo, no solo visual si no también sonoro. Este aspecto está en un nivel excelente, y aporta realismo puro. Os aconsejo jugarlo con unos auriculares medianamente decentes para sentir cada disparo, cada impacto, cada posada enemiga y cada explosión, pues merece muchísimo la pena percibirlo y hace que sepamos qué lugar ocupamos en el espacio del campo de batalla sea cual sea este. Como nota negativa en el apartado sonoro decir que solamente el sonido de los pasos está sobreelevado y revela la posición enemiga con demasiada claridad, algo que Infinity Ward debería subsanar en breve.

Dejando el apartado gráfico sobresaliente, ahora me centraré en las mejoras a nivel jugarle, que son varias y casi todas acertadas. La táctica vuelve a Call of Duty, y digo la táctica porque ahora podremos entrar en una habitación derribando puertas o abriéndolas. Esto consigue que el jugador tenga otra posibilidad de encarar un asalto o crear defensas improvisadas, y provoca que estemos más metidos en la acción. También la nueva posibilidad de apoyar el arma sobre las esquinas o superficies donde nos estemos cubriendo abre un abanico de opciones enormes durante el intercambio de disparos. No es lo mismo cubrirse y tener que disparar a ciegas desde esa cobertura que poder apoyar el arma en ella y disparar con certeza, aunque con algo de riesgo debido a nuestra exposición al enemigo. Como os digo lo táctica es importante y lo veréis nada más probar esta opción que se ejecuta estando cerca de una esquina, barandilla u otro objeto que nos de cobertura y pulsando el R3. A partir de ese momento el movimiento del arma es limitado, aunque muy preciso al eliminar el retroceso y las oscilaciones producidas por nuestro cuerpo. Esta opción no está solo en el modo historia, si no que también lo está en el multijugador, cambiando de una manera enorme la manera de enfrentar los mapas y situaciones que acontecen. Todo el compendio de mejoras en la jugabilidad hacen que disfrutemos mucho del modo historia, pero os estaréis preguntando por el modo multijugador y ahora hablaré de él.

El modo online de este nuevo Call of Duty está construido sobre aquello que otrora le hizo grande. Las rachas de bajas vuelve mejor que nunca con todo su poder. Devastadores ataques aéreos de todo tipo que deciden la partida al actuar prácticamente sobre todo el mapa. Y mapas hay, mucho y variados. Tenemos pequeños, ideales para confrontaciones de 2 vs 2, medianos perfectos para un duelo a muerte por equipos y grandes que encajan como anillo al dedo para Guerra terrestre. Hay un tipo más que son los de tamaño enorme, pero los dejaré para el final ya que competen al modo Operaciones Especiales. Todos estos mapas no solo dan variedad a la vista, si no a los ritmos, tácticas y estrategias. La táctica que ya os hablé anteriormente infiere directamente en cada uno de ellos, puesto que no se acomete igual un mapa con edificios que pueden estar plagados de francotiradores escondidos que una calle cuesta abajo o una plaza. La variedad también está en el uso de las diferentes alturas en el diseño de niveles. Apariencia conocida pero con abundantes puntos muertos, esquinas y cuellos de botella que hacen de todos los mapas un equilibrio ideal para todo tipo de jugadores. Pero voy a detallar todo esto un poco más.

La Partida rápida tiene un submenú para filtrar los modos de juego, así podemos eliminar los modos que no queramos jugar, digamos que el juego elige aleatoriamente los modos por ti aunque esto también se puede hacer manual y elegir tu modo favorito, ya sea Dominio, Duelo Por Equipos, Ataque Cibernético, Buscar y Destruir, Cuartel general, etc. Guerra terrestre es el modo más novedoso que trae este Call of Duty, aunque carece de originalidad por el parecido con el modo de los Battlefield, se agradece la inclusión del mismo, pues nos traslada la acción a unos mapas más grandes y con una cantidad de jugadores enorme, 64 concretamente, estos a su vez divididos en patrullas de a cuatro y la inclusión de vehículos como tanques o helicópteros para poder manejar y movernos por estos extensos mapeados. Algo muy interesante y que hay que valorar es la posibilidad de entrar en los edificios y rascacielos, subiendo de planta por planta hasta llegar a la azotea. Este modo de juego tiene una premisa sencilla, tendremos que ir capturando las banderas con un sistema de puntos para poder reaparecer, si no capturas las banderas no tienes puntos para “respawnear” o reaparecer. Como decía este modo sin ser original es de agradecer para una gran parte de la comunidad.

Tiroteo es otro modo de juego y básicamente consiste en duelos de varias rondas entre equipos pequeños de 4 personas y el primer equipo que alcance un límite de victorias gana, este modo lo pudimos probar en la beta cerrada y está exactamente igual. El clásico todos contra todos, poco que decir de este modo, lo de siempre en esta saga, el último que quede en pie gana.

Reglas tácticas es un modo que te oculta los elementos de la interfaz, para los más “pros”, por lo que los que quieran la experiencia más real no pueden dejar de pasarse por él. Y ya por último Partida Privada. Ya sea online o red local este modo te permite configurar las partidas como a ti te gusten.

En este nuevo Call of Duty tenemos un sistema de niveles armamentísticos muy completo. Armero y Armas  nos dan la posibilidad de mejorar estas, subirlas de nivel y tunearlas a nuestro gusto. Cada arma dispone de 5 mejoras y de su propio nivel que iremos subiendo y  a su vez obtendremos nuevas mejoras. Pero esto no se queda ahí, si no que además cada arma se puede conseguir en distintas calidades, haciendo misiones específicas por ejemplo, y se dividen en poco común, excepcional o leyenda. Como veis al más puro estilo Destiny. Pero todavía hay más. cuando llegamos al nivel 56 del arma tenemos la opción de cambiar las piezas por otras armas con mejores estadísticas, me explico, si tenemos un arma por ejemplo la FR 5,56 y queremos más cadencia de disparo, podemos cambiarle el cuerpo y poner el del M4A1 y así hacer un híbrido entre las dos armas, ojo esto no es la panacea, ya que te cambian totalmente las estadísticas, pero con paciencia podremos crear armas increíblemente adaptadas a nuestra manera de jugar y seguramente la comunidad también se interesará por eso y veremos modelos de auténtica locura o disparates que nos sacarán una sonrisa.

La Mejora del Campo son las habilidades que tendremos para nuestros personajes y serán una por cada clase. Podemos ser invisibles al radar y silenciar nuestros pasos, hacer más daño con nuestros cargadores, montar una torreta o un parapeto y así hasta un total de 9 habilidades para que elijas la que más vaya con tu forma de jugar o dependiendo del mapa o modo. Todas ellas tienen un tiempo de refresco que será más o menos rápido dependiendo de la habilidad.

Y por fin las Operaciones Especiales.  Es corto y escaso este modo, me hubiera encantado que la campaña se pudiera jugar con amigos en modo cooperativo, pero tan solo nos han dado cinco misiones de “recadero” e ir de A hacia B para liquidar o proteger una base, un modo supervivencia y operaciones que tan solo son modos horda, aunque el primero es exclusivo temporal para PlayStation, eso sí, con amigos siempre te echas unas risas y aunque puedes hacer matchmaking la experiencia es otra.

En este Call of Duty podremos jugar online con hasta 20 personajes diferentes, algunos de ellos muy pintorescos, lo cuales tendremos que ir desbloqueando al jugar al modo campaña y a los distintos modos multijugador y cooperativo. No quisiera olvidarme de la personalización de nuestro soldado, ya que podremos hacerlo a un nivel enorme, desde relojes hasta pinturas en las armas, pasando por parches en la ropa. Por eso en su conjunto el modo online que nos ha traído Infinity War me parece totalmente acertado,  pues con mapas muy bien diseñados y gracias a sus pequeñas mejoras como apuntar desde las esquinas o recargar mientras apuntamos, tal vez sea el Call of Duty más táctico, pero sin renunciar al frenetismo y diversión que lo llevó a la cima, aunque todo no es oro lo que reluce, y hay que mencionar que algunos mapas están muy enfocados al “camperismo”, pero seguro que Infinity War sabrá solventarlo, pues está escuchando a la comunidad ahora más que nunca después del aluvión de críticas de los anteriores Duty.

A modo de conclusión este nuevo Call of Duty Modern Warfare es un título imprescindible tanto si eres de los que abandonaron la franquicia cuando hubo que empezar a dar saltos y correr por las paredes, como si te gusta dar saltos y correr por las paredes. En este Call of Duty Modern Warfare hay tanta variedad sin ser una mezcla sin sentido que hay lugar para todos.

Review
  • RENACIDOTotal Score
    PUNTOS POSITIVOS

    + Motor gráfico renovado y de altísima calidad
    + Apartado sonoro excelente
    + Inclusión del modo Guerra Terrestre para 64 jugadores
    + Variedad en los mapas
    + Racha de bajas excelente
    + Personalización de las armas y creación de las misma con híbridos

      PUNTOS NEGATIVOS

      - Modo Operaciones Especiales muy escaso y sin campaña cooperativa
      - Sonidos de pasos exageradamente elevados

        Leave a Comment

        Estamos en Vivo!
        ¡Cuanto Pochocolo!
        Login
        Loading...
        Sign Up

        New membership are not allowed.

        Loading...