Project Cars 3 – Analisis

El esperadísimo simulador de conducción y automovilismo Project Cars 3 llega de la mano de Slightly Mad Studios aprovechando el éxito de las anteriores entregas pero introduciendo nuevos cambios que lo convierten en un videojuego más alcanzable al público ocasional.

Project Cars ha cambiado. Con esta tercera entrega nos acercan más al arcade que a la simulación por lo que quizás los amantes de esta segunda vertiente se hayan tirado de los pelos. Project Cars 3 ha perdido gran parte de su encanto. La dificultad que tenía Project Cars 2 en su conducción, la gestión de la carrera con paradas en boxes, desgaste de neumáticos, gasolina…se han diluido en un formato más asequible para el público en general. Tenemos no obstante una muy buena fórmula entre manos para pasarlo bien durante múltiples horas ya que se nos presenta un juego muy completo, que tiene un manejo bastante realista con volante y sin ayudas y que permite realizar configuraciones personalizadas según la exigencia que busques.

El manejo de los coches se siente muy similar con respecto  a las anteriores entregas (en lo que a volante se refiere) pero sin embargo, el estudio ha puesto toda la carne en el asador para conseguir que la experiencia con mando mejorara y así ha sido.

Pero no solo a nivel de jugabilidad ha cambiado si no que el planteamiento de los diferentes modos de juego también lo ha hecho. El modo carrera pasa a ser modo trayectoria que en este caso es bastante más asequible. No disponemos de un calendario de carreras si no que podremos gestionar nosotros “libremente” las carreras que queramos correr. Solo tendremos que disponer del vehículo adecuado y los créditos para poder desbloquear la competición.

Así tendremos diferentes categorías con diferentes coches, empezando desde Road “E”. A medida que avancemos conseguiremos experiencia que nos desbloqueará nuevas categorías y nos darán créditos por subir el nivel. Además, esto también influye en el coche, cuanto más lo usemos, mejor “nivel” tendrá permitiendo que a mayor uso menos nos costarán las piezas para las mejoras.

Porque sí, los coches se pueden mejorar considerablemente según las necesidades de cada uno aunque esta recortado en comparación con las anteriores versiones. Entre otras opciones podemos mejorar los frenos en tres niveles, los neumáticos, bloque motor, entrada aire, árbol de levas….. Todo ello para mejorar los 4 parámetros que tiene nuestro coche (velocidad máxima, aceleración, manejo y frenada).

A medida que mejoremos la puesta a punto de nuestro coche, iremos subiendo su nivel pasando de categoría lo que nos permite subir un peldaño en competitividad pero que impide que juguemos en las categorías anteriores. Podremos eso sí, desinstalar las mejoras para bajar la categoría del coche pero nos costará dinero.

La variedad de los coches es muy amplia y su manejo es muy diferente en función a su potencia y tipo de tracción. Este aspecto sigue siendo muy bueno y hace que cada vez que cambias de coche tengas que adaptarte totalmente a su conducción, incluso con las mejoras tendrás que tener cuidado porque el coche se comporta diferente.

Entre los diferentes modos de juego que se pueden ver en la captura superior, disponemos del modo online. Aquí a su vez contaremos con tres opciones: partida rápida, eventos programados y sala personalizada.

– La carrera rápida permite encontrar a los rivales lo antes posible y directamente nos colocará en la parrilla para empezar a conducir.
– Los eventos programados empiezan a determinadas horas del día y el juego buscará rivales de nivel similar.
– Las salas personalizadas permitirán organizar y configurar tus propias carreras online.

Merece especial mención el apartado de eventos programados que suelen ser cada 20 minutos aproximadamente. En ellos nos permiten clasificar de manera ininterrumpida hasta que empiece la carrera permitiéndonos no solo mejorar a cada vuelta nuestro tiempo para mejorar la posición de salida si no que también permitirá familiarizarnos con el circuito o probar nuevas trazadas en diferentes puntos. Una vez llegue la hora, el juego te expulsará de lo que estés haciendo para directamente meterte en dicho evento.

Una vez explicado a grandes rasgos lo que nos encontraremos, vamos a pasar al apartado técnico del juego.

Como he comentado, a nivel jugable Project Cars 3 sigue siendo muy bueno, se nota realista si lo configuramos sin ayudas pero sin embargo, en otros aspectos tiene bastantes problemas. La inteligencia artificial no está al nivel del título, en ocasiones se pueden ver como coches van en el pelotón y de repente este mete la directa y se pone a adelantar coches por doquier ganando la carrera. En mi experiencia he podido vivir como por ejemplo en los niveles iniciales los rivales me ponían las cosas un poco difíciles pero al subir de nivel, estos es como que bajaron un peldaño y convirtieron la experiencia en algo sencillo, teniendo en cuenta que no había variado nada en cuanto a la dificultad del juego.

Por otro lado, gráficamente ha perdido mucho, se sigue viendo bien, pero no tiene comparación con la anterior entrega. Las texturas son de calidad media-baja en general, los daños estéticos del vehículo no se asemejan a los accidentes, en los momentos de salida que llegan 32 coches a la primera curva sufre ocasionalmente ralentizaciones. En resumen, no es lo que nos esperábamos tras dos entregas de gran calidad.

En conclusión Slightly Mad Studios se ha arriesgado mucho con este lanzamiento y Project Cars 3 es mucho menos Project Cars que nunca. Al intentar realizar de la experiencia algo más accesible, deja de lado una simulación más realista para convertirse en un juego mucho más arcade, a nivel gráfico ha pegado un bajón considerable y la jugabilidad pierde alicientes por falta de mordiente en cuanto a gestión del coche.

Es un juego muy entretenido, que ofrece multitud de horas de diversión y que hace las cosas bastante bien, pero que deja retratada la experiencia Project Cars…quizá con otro nombre, el título habría ganado enteros, pero las comparaciones son odiosas.

Lo bueno y lo malo
    • Lo bueno
      • Es un juego muy divertido y que te reta a seguir jugando.
      • Tiene gran variedad de contenido, circuitos y vehículos
      • Permite un buen nivel de personalización
    • Lo malo
      • Fallos en la programación de la IA
      • Gráficamente es justo en comparación con la versión anterior
      • Haber incluido un juego más arcade y con menos simulación real
Leave a Comment

Estamos en Vivo!
¡Cuanto Pochocolo!
Login
Loading...
Sign Up

New membership are not allowed.

Loading...