Griefhelm – Analisis

Griefhelm es un juego de combate por duelos al estilo Sidescroller, que bebe directamente del espectacular Nidhogg. Con una premisa bastante simple, el juego pretende ser bastante desafiante con sus mecánicas que consisten en matar o morir de un solo golpe. ¿Logra que estas mecánicas lleven a una experiencia de juego divertida? ¿O simplemente termina siendo frustrante?

Lo primero que hace Griefhelm para el jugador es llevarlo a un tutorial donde se explicaran en totalidad las mecánicas de este juego. Dentro de todo es bastante simple, para atacar o hacer un parry existen 3 estancias: Baja, Media y Alta. Una vez asumida la estancia, el jugador puede atacar o esperar a que el oponente ataque.

Aca es donde entran las mecánicas de parry. Si nuestra estancia coincide con la del ataque del enemigo, su ataque será denegado y abrirá la oportunidad para que asestemos el golpe mortal. Si no, bueno, ya nos perforo una espada. La idea del combate es tener en cuenta los tiempos de ataque, el alcance de los mismos y tu posición.

Aquí es donde el juego se vuelve extremadamente frustrante. Empezamos una partida y nos damos cuenta de que no sabemos nada. La curva de dificultad se vuelve una recta semejante a un muro, un muro infernal. No solo se necesitan reflejos para poder hacer un parry a tiempo, si no que aprender las animaciones del enemigo para poder adelantarnos a sus ataques se vuelve algo extremadamente frustrante. No son muy obvias, y muchas veces inician con la espada en el medio, para después darnos cuenta de que en realidad es un ataque alto, y ahí otra vez nos perforo una espada.

Si, ir como loco revoleando la espada puede servir en un par de ocasiones, pero lo cierto es que va a llegar un momento en el que nos van a ensartar, y el fracaso solo se va a volver mas frustrante. Como en el momento en el que decidí tirar la espada y saque la daga corriendo como demente hacia otros enemigos, pero de todas maneras me dieron después de haberme llevado 3 de ellos, perdí y tuve que reiniciar el nivel.

Una vez que se logra llegar a un nivel decente de habilidad y reflejos, luego de manchar el sillón de sudor nervioso, Griefhelm se vuelve un juego mas viable, pero aun así bastante tedioso. Quizá esto es así porque el juego cuenta con un modo COOP de hasta 4 jugadores, lo cual puede hacer la vida de todos mas fácil, pero al mismo tiempo quitándole toda profundidad que podía tener este sistema de combate.

La campaña cuenta con un sistema simple, con un sistema de ramas que dirigen a diferentes opciones de combate para avanzar por ella, entre cada uno de estos combates se explica un poquito mas de la historia en forma de texto, lo suficiente para dejarla en segundo plano y restarle importancia. Ir avanzando por esta y ganando combates nos recompensara con mas items que funcionan como habilidades, capaces de ayudar un poco al jugador o mínimo introducir una variante interesante a cada pelea.

Visualmente el juego es super simple, esta hecho de tal manera que los modelos de los personajes sean mas detallados que el entorno, haciéndolos resaltar, pero no es un titulo que se destaque por su apartado visual, simplemente cumple.

En resumen

Griefhelm es un juego bastante desafiante, con una curva de dificultad inexistente, similar a un muro. Sin embargo, cuenta con combates llenos de tensión, que pueden llevar tanto a la frustración como al alivio. Es un juego que puede llegar a divertir pasada esta curva mencionada anteriormente, pero no destaca por su amplia cantidad de contenido ni por su profundidad de combate. Llega a ser divertido, pero difícilmente recomendable.

Leave a Comment

Estamos en Vivo!
¡Cuanto Pochocolo!
Login
Loading...
Sign Up

New membership are not allowed.

Loading...