Marvel’s Iron Man VR – Análisis (PS4VR)

Que irónico a logrado llega a ser Iron Man no solo en el mundo del cine, sino también en los videojuegos. Ahora y después de varios retrasos llega a nosotros la copia para los visores de Sony. Una propuesta que siempre me tuvo atrapado desde su anuncio y que efectivamente cumple con buenas ideas, gameplay y desarrollo de historia.

Te invito a leer un poco mi experiencia con este nuevo lanzamiento de Playstation VR. Camoflaj, la desarrolladora de Marvel’s Iron Man VR, nos brinda la oportunidad de entrar en la armadura del legendario Tony Stark para volar, explorar y hacer explotar todo en nuestro camino a través de varias misiones alrededor del mundo.

La emoción y el impacto visual de la primera vez es increíble, pero es sencillo empezar a ver los huecos con los que el estudio va a tener que lidiar con futuros parches. Nuestro papel como el Avenger insignia de Marvel nos permite usar los controles de Playstation Move y los auriculares para identificar cómo y hacia donde volar. Las mecánicas son realmente sencillas,  intuitivas y muy bien logradas, algo que logra darnos velocidad y estabilidad durante todo el día.

El apartado que más me interesa, como siempre, es el jugable y sobre todo cuando se trata de juegos de realidad aumentada, ya que estos tienen un desafio mas alla del de darnos un mundo inmersivo sino de dejarnos interactuar con él como ningún juego tradicional puede. En el caso de Marvel’s Iron Man VR realmente se puede decir que nos sentimos como el gran héroe que Tony Stark es, efectivamente tenemos un arsenal de posibilidades muy amplia.

Lanzar drones, los propulsores o repulsores para desplazamientos amplios, golpear el suelo con un hovertank desde el cielo, desatar olas de misiles para multiples propositos, usar las ondas de choque y otras que vamos a ir conociendo una vez tengamos acceso a la parte más profunda del argumento. Esto siempre nos da una respuesta a disposición, lo cual hace muy atractivo pelear o estar en batalla con el enemigo, porque sí, si hablamos de historias de superhéroes siempre debe haber un enemigo a disposición y en este caso uno inventado especialmente para este título.

Nuestras misiones son siempre en áreas abiertas, algo que permite desplazarnos con el traje mientras vamos evitando oleadas de enemigos. Es verdad que al principio entre tanto ángulo, altura y ritmo frenético todo puede ser algo desorientador, pero podemos acostumbrarnos rápidamente gracias a controles precisos aunque algo toscos, ya que el movimiento de giros por ejemplo es de manera manual con botones al igual que para ajustar la cámara, algo que desde un principio arruina la experiencia que el juego como tal quiere crear. Es verdad que la dificultad es sencilla, de la cual podemos esperar de juegos VR, por lo que para desgracia del título muchas veces luchamos contra nosotros mismos para lograr equilibrio o intentar mínimamente de seguirle el paso a nuestros enemigos más ágiles y lograr conectar sencillos disparos.

Esto en muchos  casos resultaban más que en una derrota en tiempos extensos hasta poder lograr derrotarlos, lo cual terminaba aburriendo no por ser un desafios sino en poder maniobrar precisamente. El apartado argumental, por otro lado, me dio dotaciones de lo que yo más quería, ver a Tony Stark en situaciones más relajadas y detrás de lo que se puede ver de la máscara de hierro, momentos que vislumbra momentos en los que se ven las luchas internas y emocionales que el personaje tiene con su pasado como traficantes de armas, como tiene que ser un faro heroico para el mundo y cómo sus decisiones siempre tiene algún tipo de consecuencia con el entorno que lo acompaña.

Volviendo un poco al movimiento lejos del traje es con waypoints en diferentes entornos y teletransportarnos entre ellos, nada nuevo y que se repite en este tipo de juegos. La mansión de Stark está para que ser descubierta, llena de easter eggs por todos lados al igual que mundanos minijuegos, algo que genera valiosos minutos en la amplia casa del gran magnate. Sin duda se generan momentos memorables, diálogos inteligentes y sketches muy bien pensados para darle ese toque comiquero que muchas veces podemos leer en los cómics del mundo de Marvel.

Por otro lado, también podremos personalizar nuestra armadura con diferentes actualizaciones sumado a las estadísticas más comunes en los videojuegos como son velocidad de movimientos, regeneración de salud e ir sumando armas nuevas a nuestro equipo. La verdad es que no soy fanático de de Iron Man, nunca lo fui, pero sí de todo lo que sale del mundo de Marvel. La sensación de ser parte del mundo de este multimillonario, de semejante armadura y de poder vivir la experiencia de una aventura junto a los que rodean a Tony Stark es realmente increíble.

Por otra parte durante todo el juego y sin ser demasiado negativo uno se siente fuera de papel, no somos ese Iron Man capaz de todo, experimentado y siempre con un plan estratégico a la mano. Somos una especie de aprendiz que heredó el traje hace poco y estamos, con pasos torpes, logrando controlar la situación del momento. La aventura por delante es divertida, la realidad virtual funciona bien, pero no se ve bien, esta muy desactualizado gráficamente y se siente muy juego de ps3 pero que funciona a 1080p 60 FPS. Marvel’s Iron Man VR es sin duda un juego para los fanáticos de Iron Man, ya que posee la fórmula que se puede apreciar en las películas, pero lejos de parecerse crean su propio resultado.  

Leave a Comment

Estamos en Vivo!
¡Cuanto Pochocolo!
Login
Loading...
Sign Up

New membership are not allowed.

Loading...