Metamorphosis – análisis

La perspectiva de los juegos siempre es algo interesante y que sin lugar a duda le da el puntapié a todo lo que le continua. En el caso de Metamorphosis, viene a darnos una aventura en 3D desde una mirada única, distante y sin duda con mucha fantasía.

Bajo el nombre de Gregor Samsa y una muy buena resaca el juego comienza lentamente a transformarnos en un pequeño y grotesco insecto. Ya reducidos al tamaño de un mani nuestro mundo cambia al 100%. Llegar de una punta de la habitación a la otra ahora es una aventura de encontrar caminos, recorridos y sortear múltiples obstáculos con el fin de saber que es lo que está pasando. Para nuestra ya de por sí mala suerte empezamos a descubrir que nuestro amigo Josef está metido en algún tipo de problema y debemos ayudarlo para que en el proceso nos ayude a conseguir nuestro cuerpo humano nuevamente. Luego de unos momentos en el mundo de las miniaturas y conversando con allegados de la misma especie descubrimos que nuestros problemas se puede solucionar llegando a una torre misteriosa. Obviamente llegar hasta ahi no sera nada facil y aquí se puede decir que comienza nuestra aventura surrealista que va a lograr hacernos preguntas de qué es lo que realmente es real y que no.

Nuestro viaje está junto a también nuevas “habilidades” como correr rapido, caminar con nuestras patas pegajosas y hacer saltos que fácilmente pueden desafiar las leyes de la gravedad. Esto nos va a servir para llegar cada vez más lejos mientras vamos conociendo todo tipo de personajes que nos ayudarán (o no) en todo nuestro recorrido. En sí podemos decir que el juego es sencillo, el grueso de su temática radica en un argumento sólido que va llevándonos por diferentes ambientes mientras tenemos diferentes puzzles para acceder a una nueva zona. Todo se compone de realidades que van rozando siempre lo  surrealista y donde lo que conocemos como realidad choca para presentarnos otro mundo totalmente posible una vez que el argumento llega al desenlace. Como sucede con estos temas el nudo de la historia es donde pasaremos más tiempo. Donde ofreceremos nuestra ayuda a la vez que encontramos los caminos para llegar a nuestra meta propia. Como insecto nuevo en este mundo obviamente no es algo fácil. Los personajes no nos conocen y debemos ganarnos su confianza, a veces parece demasiado atado de los pelos esta conexión y otras en que todo lo que vamos aprendiendo y reconociendo de este mundo se vuelve lentamente algo “normal” hasta el punto donde nos cuestionamos si realmente alguna vez fuimos humanos. Es algo que de a poco Metamorphosis va logrando con momentos invisibles porque nunca dejamos de pensar en el objetivo final: volver a ser humano y ayudar a nuestro amigo.

Ahora que les he dado una contexto de lo que van a encontrarse con este título de Ovid Works debo decir que no vamos a encontrar nada revolucionario. Nada que no podamos encontrar en otros juegos del género. Si, el argumento es único, está bien contado y es interesante de conocer y vivir.  Pero también hay momentos agotadores de exploración o charlas para poder avanzar en nuestra propia historia, por suerte el argumento y el mundo creado logra esos encuentros especiales con, ya bastante marcado, el surrealismo sean de lo más llevaderos. En fin, una linda historia de las cientas para conocer como quien compra un nuevo manga en la comiqueria de la cual es cliente hace años.

Metamorphosis es una pequeña aventura de plataformas y exploración. Un historia que sin duda hace énfasis en sus poderes argumentativos para llevarnos de principio a fin siempre muy bien enganchados. Momentos de perplejidad surrealista y diálogos muy bien armados para conectar todo lo que vayamos descubriendo. Más allá de eso, nada sorprendente, pero inteligente e interesante en su confección, cosa que sin duda va a dejar a más de uno con una placentera experiencia.

Leave a Comment

Estamos en Vivo!
¡Cuanto Pochocolo!
Login
Loading...
Sign Up

New membership are not allowed.

Loading...