Microsoft Flight Simulator 2020 – Analisis

Microsoft Flight Simulator a esta altura es una saga legendaria. Con casi 30 años encima, es una de las mas longevas que existen. Después de pasar varios años bajo el radar, su ultima entrega, Microsoft Flight Simulator 2020 no solo esta pegando fuerte, si no que es realmente un programa innovador y que da mucho de que hablar.
Vale aclarar que este análisis no esta hecho por un piloto profesional, ni alguien con mucha experiencia en simuladores, por lo que el enfoque va a ser puramente desde la perspectiva de un jugador normal, con muchas horas de Ace Combat.

La vuelta al mundo

Quizá una de las características mas llamativas de esta entrega es su enorme proeza técnica: tener a la tierra entera, en escala 1:1 como mapa. Esto se consiguió usando imágenes satelitales del planeta, otras imágenes de alta resolución y una gran cantidad de algoritmos.

¿Que tan preciso es esto? Depende de la zona de la tierra en la que estemos, ya que a pesar de toda esta información recopilada, hacer que cada edificio modelado sea igualito a su contraparte en la vida real es muy difícil. Ciudades como Nueva York o San Francisco cuentan con un nivel de detalle bastante preciso, contando con puntos de referencia famosos y conocidos, pero aun así con un déficit en la cantidad de edificios que debería tener realmente. Existen zonas mas trabajadas que otras. Mientras que el detalle de Estados Unidos en general es notable, en Argentina se caracterizo por ser casi nulo. En un vuelo donde pude arrancar desde Ezeiza y visitar Buenos Aires, lo único mas reconocible era Puerto Madero, una cancha y la estación de trenes de Once. Después se caracterizo por ser una ciudad plana y con edificios prerenderizados por defecto, lo cual fue bastante decepcionante.

Después de esta decepción y justo antes de querer sobrevolar Londres, me percate de algo: en la tienda in game, se vendía en un pack de edificios iconicos de Londres, los cuales eran agregados al mismo en alta resolución y con una densidad mucho mayor comparado con el juego base. Era un pequeño precio, valuado en AR$ 110, pero la mala espina que deja que esta practica se intensifique en un futuro se siente bastante fuerte.

Sin embargo, tengo que ser justo, el juego después de todo representa el mundo entero, y lo que acabo de describir es simplemente una nimiedad, ya que el nivel de detalle con el que cuenta esta representación, es encomiable. Carreteras, calles y algunos bloques de edificios grandes están representados con una gran precisión, por supuesto que si uno se acerca demasiado, empezara a notar que las texturas de estos son de baja resolución, que los autos realmente cuentan con bastantes problemas en su movimiento y algunos edificios como las casas, son modelados prerenderizados que se repiten.

Pero esto queda chico comparado no solo con la escala de este producto, sino también con el hecho de que volar a estas alturas extremadamente bajas no tienen sentido alguno en un simulador de vuelo. La altura que se mantiene siempre es la suficiente para que este mundo se vea creíble, vivo y foto realista.

Sin embargo, este nivel de detalle viene con sus problemas. Tener el mundo entero en escala debería pesar mucho, y así es. El juego baja alrededor de 120GB inicialmente, pero la mayoría de esto son archivos de audio, lo interesante es que en realidad los assets del mapa son enviados via streaming al jugador, ya que de no ser así, el juego en cualquiera de sus copias pesaría un total de 200 Terabytes. El problema de esto no es solo que necesite conexión a internet, sino que también es recomendada una velocidad contratada de 50Mb de conexión, algo que no esta al alcance de todos.

Teniendo en cuenta esto, MFS 2020 tiene un modo sin streaming, el cual simplemente requiere de conexión solamente para autenticar el juego y habrá una versión mucho menos detallada y mas cutre del mapa en el que se juega. Lo interesante es que el programa permite descargar ciertas partes del mundo directamente en la computadora del usuario, permitiendo tener estos assets de alta calidad leyéndolos directamente del disco duro.

Lamentablemente todo esto viene con un costo, y es que para poder disfrutar este juego a toda su gloria gráfica, se necesita una PC bastante bestia. Una GTX 1070 mostraba bajones al territorio de los 20 FPS en ultra a 1080p, convirtiéndolo en uno de los títulos mas exigentes de los últimos años.

Una simulación como debe ser

El foto realismo de este juego no se debe solamente a su uso de imágenes reales de la tierra para armar su mundo, sino que también cuenta con efectos de iluminación, sombreado y simulación de clima convincentes.

Dependiendo de la hora del día, y la fecha, el sol cuenta con una determinada posición en el mapa, este iluminara montañas y edificios, los cuales producirán una sombra acorde y se moverá a medida que este tiempo avanza. El hecho de que estos edificios puedan producir sombras tan largas, capaz de ocluir varios KM alrededor y estas se vean tan definidas es quizá uno de los aspectos gráficos mas logrados de este titulo.

Pero esto no es nada cuando es comparado con las nubes. Las nubes de MFS 2020 son simplemente productoras automáticas de suspiros. El uso de la tecnología de nubes volumetricas sumado a la escala y de que en realidad bloquean los rayos solares donde interceptan, provocan que los aspectos de iluminación y sombreado lleguen a un nivel comparable con la iluminación de Red Dead Redemption 2.

Estos aspectos, son integrales para simular el clima, lo que hace mas fácil no solo predecir si hay una tormenta delante, sino que también permite saber si se van a presentar precipitaciones o si las turbulencias son una posibilidad, que dependiendo de donde provenga el viento puede generar problemas para aterrizar la aeronave.

Y acá es donde entra con fuerza total el factor simulación. No solo las corrientes de aire son algo de que preocuparse, sino en mantener el aparato estable y no sobre estresarlo durante el vuelo. La posición de los flaps y la velocidad de la aeronave, son claves para tener en cuenta la altura de la misma y encontrar el punto justo para navegar como se nos antoje. Por suerte, todas estas características básicas son explicadas en la sección de tutoriales del juego, que por suerte están muy bien explicadas y proporcionan un conocimiento básico de las mecánicas para poder mínimo despegar, navegar y aterrizar un pequeño aeroplano.

Sin embargo, esto es solamente la punta del iceberg, y como buen simulador, MFS 2020 tiene uno de los sistemas mas completos de simulación de vuelo en la actualidad. Con una cantidad enorme de inputs para asignar, compatibilidad con miles de periféricos de vuelo y dificultad altamente personalizable. Ademas de esto la interacción con todos los instrumentos de la cabina esta presente en cada modelo de avión, como la computadora a bordo.

En resumen

Microsoft Flight Simulator 2020 es uno de los simuladores de vuelo mas impresionantes hasta el momento. Desde su nivel técnico es una maravilla, con un hito tecnológico que incluye nada mas ni nada menos que la tierra a escala 1:1, un aspecto gráfico fotorealista y físicas de viento correctamente simuladas, hasta su complejidad, con dificultad altamente personalizable y control total del jugador sobre los inputs. Aunque muestra un impresionante futuro, el hecho de que existan microtransacciones para tener una representación del mundo mas “correcta”, echa algunas dudas de lo que puede pasar mas adelante.

Leave a Comment

Estamos en Vivo!
¡Cuanto Pochocolo!
Login
Loading...
Sign Up

New membership are not allowed.

Loading...