Presentación del Libro Blanco del Desarrollo del Videojuego 2019

El pasado lunes 2 de marzo se presentó, en la sede de ICEX en Madrid, la sexta edición del Libro Blanco del Desarrollo Español de Videojuegos 2019. Este es el informe de referencia que analiza en profundidad el sector de los videojuegos en nuestro país y en el mundo, y que nos llega un año más de la mano de DEV, la Asociación española de empresas productoras y desarrolladoras de videojuegos y software de entretenimiento.
El libro blanco se dirige a los desarrolladores, a los profesionales actuales y futuros, a las entidades públicas, también a inversores privados nacionales e internacionales y a toda la sociedad en general, para conocer en profundidad la industria y el mercado del videojuego en España.
Es el documento se proponen las recomendaciones del sector con el fin de señalar los aspectos a mejorar o implantar para asegurar un futuro próspero en la industria.
En el evento, que fue inaugurado por María Peña, consejera delegada de ICEX España, y Valeria Castro, presidenta de DEV, se nos dieron múltiples datos, algunos positivos y llamativos, otros no tanto, sobre la industria del videojuego en nuestro país.


FACTURACIÓN DEL SECTOR

Datos como que en España se ha ido recuperando del parón de crecimiento en volumen de empresas de videojuegos que sufrió en 2017 y 2018. Pero en cambio más de un centenar de estas empresas se encuentran actualmente sin actividad con el posible riesgo de desaparecer. El 61% de las empresas factura menos de 200.000 euros y el 75% emplea a menos de 10 personas.
El sector productor de videojuegos españoles facturó en 2018 un 14% más que en 2016 e incrementó su plantilla en 2018 en un 8,9%. Sin embargo, se trata de un crecimiento que se debe en su mayor parte a las empresas de gran tamaño. En concreto, las empresas que facturan más de 50 millones de euros ocupan el 44% de la facturación.


PROBLEMAS PARA FINANCIARSE

Cuando te ponen estos números delante, es difícil, aunque no se tenga mucha idea de economía, no ver dónde está el problema para que los estudios nuevos de nuestro país puedan seguir produciendo videojuegos. Estamos hablando de que el 78% de las empresas necesita financiación, pero hoy día esta proviene en el 80% de los casos de los recursos de los propios fundadores y en el 69% de la autofinanciación como consecuencia de su actividad.
El acceso a ayudas públicas tampoco facilita la mejora de la situación, ya que en 2018, solo el 27% de las empresas se benefició de algún programa estatal. Porcentaje que va a la baja, ya que en 2013 era del 44%.

FORMACIÓN Y EMPLEO

Otro punto peliagudo, es la formación y el trabajo en la industria pues el 57% de empresas tienen problemas en encontrar profesionales cualificados. Una de las principales razones que esgrimen las empresas para explicar la dificultad es, fundamentalmente, la falta de profesionales con suficiente experiencia. Aquí está una de esas eternas paradojas, y es que, si no contratas gente por no tener experiencia, no van a conseguir nunca experiencia, y al final, hay que recurrir a extranjeros, y los talentos de nuestro país, se tienen que marchar fuera de España, donde las empresas tienen estructuras internas diferentes, y donde la gente con experiencia académica, pero no profesional, puede comenzar a andar.
Esta u otra solución que toman los jóvenes que se ven en esta situación, es crear un estudio o empresa propia, sin tener ni los conocimientos para gestionarla, ni para liderar un equipo y todo lo que ello conlleva, siendo proyectos en su mayoría abocados al fracaso.


PROYECTOS E IDEAS PARA AYUDAR

Con todo este panorama, DEV ha trabajado en el informe Games@360 “una guía para la aplicación de tecnologías, metodologías y mecánicas el videojuego a otras industrias” realizado con el apoyo del Ministerio de Cultura y Deporte.
Básicamente, para que os hagáis una idea, podrían ser trabajos como crear una interfaz con estadísticas de un barco, como la veríamos en un videojuego, pero para flotas reales, lo que permitiría ver desde un lugar centralizado, el estado de los barcos, el nivel de combustible, el contenido, y demás datos, con barras y números igual que veríamos en un HUD de cualquier videojuego.
Esto son proyectos que si bien no son lo que en principio aquellos que sueñen con hacer videojuegos puedan ver con entusiasmo, puede ayudarle así a conseguir dinero y financiar los siguientes proyectos que si sean los videojuegos que ellos sueñan.

QUERIDOS REYES MAGOS

Así nos lo presentaron, como la carta a los Reyes Magos en la que pedir cosas y donde (en este caso no hay magia ninguna) se intentará aplicar mejoras y cambios que ayuden a mejorar en 2020.
Estas medidas son:

1. Establecer un incentivo fiscal a la producción de videojuegos.
2. Diseñar un esquema de reinversión de las multinacionales en el videojuego español.
3. Dar continuidad a los programas de ayudas al sector.
4. Crear una modalidad de empresas sin actividad económica.
5. Mejorar los mecanismos de acceso a deducciones fiscales por actividades de I+D+I.
6. Profesionalizar e internacionalizar a las empresas.
7. Fomentar la creación de empleo.
8. Atraer a publishers e inversores a España.
9. Fomentar la presencia de la mujer en la industria, que apenas llega al 16% .
10. Tener más presencia en el mercado Chino.

Todo esto puede sonar muy bien y muy interesante, pero pierde algo de fuerza cuando la misma persona que te lo presenta, te dice que es básicamente la misma lista que el año anterior porque no han conseguido nada.
Si estáis interesados en consultar el libro blanco vosotros mismos, podéis leerlo aquí

REFLEXION FINAL

Después de asistir a esta presentación, me queda un sabor de boca agridulce, es agradable ver que se tiene intención de mejorar el sector, y de ayudar a los pequeños estudios que quieren crear juegos. Sin embargo, a mí se me queda una impresión de todo esto, y es que creo que es muy complicado hacer florecer y brillar algo que no comprendes, y sobretodo que no quieres. Durante toda la presentación se notaba que la gente que ahí hablaba no tenía realmente una visión del videojuego como lo que al menos yo creo que son: Arte y Cultura. Y eché mucho en falta medidas que fomenten esto, medidas o propuestas que hagan que el videojuego en nuestro país empiece a percibirse de la misma forma que se percibe el cine, consiguiendo así, quizás, llegar a más personas, personas que a día de hoy, siguen viendo los videojuegos como un juguete, como algo de segunda, o algo para los frikis, una sensación que tuve durante todo el evento. Por suerte, cuando tenía toda la esperanza perdida, José Andrés Torres, Presidente de Acción Cultural Española, cerró el evento con una reflexión muy bonita, y en la que, por fin, se trató a los videojuegos como arte y cultura, y que como bien nos dijo “jugar forma parte de la naturaleza de los animales y de las personas” y que “lo contrario a jugar, es la depresión”. Gracias, señor Torres.

Leave a Comment

Estamos en Vivo!
¡Cuanto Pochocolo!
Login
Loading...
Sign Up

New membership are not allowed.

Loading...