Saints Row – Análisis

Jugar Saints Row fue realmente complicado y difícil. Me hizo plantear mucho lo que el género necesita en cuanto al mundo abierto. Porque entre a una una ciudad sin vida, disparos terribles, personajes mediocres y una alta frecuencia de errores, está re-imaginación se siente opaca y pobre para los tiempos actuales y lo que la saga supo ser en sus mejores momentos.

La premisa de este anunciado reinicio nos pone en la tarea de reconstruir Santos desde cero en la Ciudad de Santos. Su historia está abrumada por diálogos que no son del todo ofensivos y que aparte se desarrolla de manera Sosa con giro altamente visibles y poco interesante. Tal vez un punto positivo en su desarrollo es que las misiones en general te piden diferentes tipos de objetivos aunque en su mayoría de manera contraria, terminan siendo disparar a un punto en específico. Algo que conecta con el siguiente punto. Me considero un permisivo en casi cualquier aspecto de los videojuegos, pero cuando la jugabilidad es tan terrible y decepcionante todo el resto del contenido va cuesta abajo en conjunto. Saints Row tiene un tiroteo terrible, incluso independientemente de la combinación de controles con la que viene configurada o que podamos llegar a adoptar. Nunca se siente satisfactoria y simplemente agota la diversión de cada misión centrada en un combate que no llega a ningún lado. La verdad es que hay una buena variedad de armas e incluso se puede ajustar la jugabilidad a gusto de cada jugador, algo que me pareció súper interesante para acercarse a la idea de accesibilidad qué tanto me gusta. Pero cuando los disparos son tan malos esto se convierte en un mero consuelo. El sistema también propone un medidor que se va llenando según los movimientos o las acciones que vayamos completando. Esto va habilitando movimientos especiales cómo lanzar granadas o dejar caer una bomba de humo. El sistema, además de ser cliché y restrictivo, termina por desanimar un juego dinámico y que permite encadenar acción y reacción constante.

La saga se ha caracterizado en su mayoría por ser la respuesta a varias preguntas: anárquico? o completamente idiota? o cualquier papel absurdo que se les pueda imaginar?. Pues bien, en esta nueva entrega la respuesta es más complicada de lo que parece. La tontería existe en el juego en todo momento. Por ejemplo, el sistema de burlas es excelente para hacer gestos, pasar el tiempo y divertirse un rato mientras van ocurriendo, además, los diálogos o incluso mientras corremos de una punta a la otra. Las misiones secundarias por otro lado también están presentes como actividades que van creciendo a medida que nuestro imperio también lo hace. La verdad es que hay mucho para hacer en el juego pero solo son números en este vasto mundo abierto. Hay muchas ideas interesantes, absurdas y locas pero que no terminan de funcionar del todo bien. Uno de los grandes problemas, y qué tal vez se solucionan a futuro, son la cantidad de errores genéricos y ofensivos que hay durante todo el tiempo de juego. Desde el mundo que no se carga correctamente dejándonos colgados en el reino de las sombras hasta los personajes que posan en frente nuestro, hasta el visor de rifle del francotirador pegando permanentemente a la pantalla es un juego increíblemente inestable en todo momento. A esto se suma la total y completa inestabilidad de fps incluso en PlayStation 5. Está bien acompañado con una mezcla muy extraña en el rendimiento visual la mayoría, sino todo el diseño del mundo, los personajes y las piezas del escenario parecen de un juego de principios de generación pasada. De manera contraria y positiva la iluminación en el juego es increíble lo que lo hace más sobresaliente pensando en su mundo abierto. Pero a fin de cuentas no creo que nadie venga al reinicio de Saints Row a buscar iluminación visual.  Vuelvo a repetirlo, este reinicio de la saga fue una experiencia extraña. Las primeras horas en el juego pueden pasar como algo que está bien, que se siente algo anticuado pero que tiene sus momentos de perspicaz y satisfacción.

Saints Row fue una saga que siempre se mantuvo en las sombras de lo que fue GTA, y esta lanzamiento lo pone actualmente en su punto más bajo. Después de GTA 4 y GTA 5,  hubo una carrera marcada por ver quién es el mejor juego estilo GTA, y Saints Row 3 es el indicado a remarcar. Este renacimiento, sin embargo,  se siente como un juego de 2015, uno que no sacaron en su momento y ahora han decidido bajo ciertas actualizaciones lanzarlo ante la falta de un exponente del mundo abierto cómo lo es el caballito de batalla de Rockstar. En lo que respecta al lanzamiento y está presunta modernización o reinvención de la saga el resultado está por muy debajo del promedio, repleto de errores y que lo mejor que se puede decir al respecto es que hacer nuestro personaje es la mejor parte del título. No sé descarta que las actualizaciones o parches o los famosos masivos arreglos pueden hacer algo al respecto pero de momento no es un juego que valga la pena pagar.

Leave a Comment

Cuanto Pochoclo! Video Feed
Comments Box SVG iconsUsed for the like, share, comment, and reaction icons
Hot Wheels Unleashed - Preview Build - Hot Wheels Unleashed,  sale en Septiembre, va traer mas de 60 autitos y carreras VS hasta 12 Personas, es mortal como podes pasar de ultimo a primero, alta viciada.

Hot Wheels Unleashed - Preview Build

Hot Wheels Unleashed, sale en Septiembre, va trae...

Ver Mas!
¡Cuanto Pochocolo! PostCast
Ultimas Noticias
Return to Monkey Island – Análisis
Cult Of The Lamb – Análisis
  • 12 de septiembre de 2022
Saints Row – Análisis
  • 11 de septiembre de 2022
The Last Of Us Part 1 – Análisis
  • 11 de septiembre de 2022
Weird West – Análisis
  • 2 de mayo de 2022
Login
Loading...
Sign Up

New membership are not allowed.

Loading...