SpongeBob SquarePants: Battle for Bikini Bottom – Rehydrated – Análisis

A finales de 2003 en pleno auge e impacto cultural de la serie, vio la luz un juego basado en la esponja de mar de Nickelodeon tan querida por todos.  Un videojuego que sorprendió muchísimo puesto que veníamos de una época donde los juegos licenciados habían perdido la calidad que supieron tener algún día.  Nos entregaron un título con una fuerte inspiración tomada en juegos clásicos como Banjo-Kazooie, un juego entretenido, colorido, con chistes y personajes muy bien recreados en esencia, que hizo que se convirtiera en un clásico de culto.  El tiempo ha pasado y ahora en 2020 nos presentan SpongeBob SquarePants: Battle for Bikini Bottom – Rehydrated, un remake del juego original que ha llegado a las plataformas de gaming, y que en esta oportunidad estaremos analizando la versión para Nintendo Switch.


SquarePants: Battle for Bikini Bottom – Rehydrated es un juego del género plataformero 3D clásico.  Tendremos que controlar a Bob Esponja y sus amigos, Patricio y Arenita, para poder detener los planes del malvado Plankton de robar la fórmula secret de las cangreburgers, como suele pasar en la serie y las películas, y así rescatar a Fondo de Bikini. El juego transcurre en grandes escenarios 3D lleno de colores y con una estética bastante fiel a la serie, con puzzles, plataformas, enemigos y amenazas para ir sorteando y esquivando.  Cada escenario tendrá sus propias mecánicas, coleccionables ocultos, secciones que podemos ir descubriendo, así como cada uno de los personajes tiene sus habilidades por lo cual podremos ir cambiando entre ellos para ir avanzando y acceder a nuevas zonas aprovechando sus características individuales.

En cuanto a la jugabilidad, el título mantiene esa esencia clásica de grandes plataformeros de la época, para bien o para mal.  Mecánicas bastante sencillas, comandos bastante simples, con cambios de personaje para darle un poco variedad pero que en el fondo suelen ser bastante repetitivas.  Es en este apartado donde se sienten los años que han pasado desde el juego original.  Por momentos se siente tosco, que las físicas no acompañan bien o que no es tan responsivo como debería ser.  El gameplay parecería que se mantuvo intacto y por momentos se siente un poco obsoleto, más que nada al tratar de moverse o realizar ciertos saltos donde no tendremos la precisión que quisiéramos o la que actualmente estamos acostumbrados.  De todas formas, si bien es algo que puede costar al principio una vez que se le agarra la mano es un juego disfrutable.

Sin embargo, el mayor problema de SquarePants: Battle for Bikini Bottom – Rehydrated radica en el apartado técnico.  Las caidas de FPS en distintas secciones son muy notorias, los problemas de carga de texturas, de resolución hacen que la experiencia se vea apañada.  Las pantallas de carga son bastante frecuentes y duran algunos segundos, lo que hace que se pierda la fluidez que tendría que tener este tipo de juegos.  Se siente como si hubiera faltado un poco más de tiempo de optimización para que corra mejor en la consola.
Si bien el apartado visual está muy bien con colores vibrantes y un diseño artístico muy bueno, es una pena que el rendimiento no haya estado más trabajado y pulido.

En esta ocasión, esta nueva versión nos trae como novedad un modo multijugador.  Tendremos nuevos personajes de la serie también con habilidades únicas para usar en arenas donde podremos enfrentarnos con nuestros amigos a oleadas de enemigos que se irán complicando a medida que avancemos.  Si bien se agradece el nuevo agregado, la verdad que no es un modo que sea entretenido de jugar con amigos más que un par de veces.  El juego principal es el fuerte y es lo que se mantiene desde el juego original.  Y en líneas generales esa es la sensación que nos transmite este título.  Es un juego sin muchas novedades, con mecánicas clásicas pero gráficos actualizados, que apela a que nos reencontremos con un juego muy querido, apelando a la nostalgia de los que vivimos el furor de Bob Esponja por los años 2000.

En conclusión, SquarePants: Battle for Bikini Bottom – Rehydrated es un buen título, divertido y con personalidad, que permite que nos reencontremos con una de las franquicias más queridas y añoradas de la industria del entretenimiento.  Si bien el juego tiene problemas técnicos y de rendimiento que uno desearía que no existieran, es una buena opción para los más nostálgicos que quieran revivir este juego de culto.



Review
  • SquarePants: Battle for Bikini Bottom - Rehydrated - Análisis
    Buena nostalgiaTotal Score

    A finales de 2003 en pleno auge e impacto cultural de la serie, vio la luz un juego basado en la esponja de mar de Nickelodeon tan querida por todos.  Un videojuego que sorprendió muchísimo puesto que veníamos de una época donde los juegos licenciados habían perdido la calidad que supieron tener algún día.  Nos entregaron un título con una fuerte inspiración tomada en juegos clásicos como Banjo-Kazooie, un juego entretenido, colorido, con chistes y personajes muy bien recreados en esencia, que hizo que se convirtiera en un clásico de culto.  El tiempo ha pasado y ahora en 2020 nos presentan SpongeBob SquarePants: Battle for Bikini Bottom - Rehydrated, un remake/remaster del juego original que ha llegado a las plataformas de gaming, y que en esta oportunidad estaremos analizando la versión para Nintendo Switch.

    lo bueno y lo malo
      • lo bueno
        • Remake de un clásico de culto. Plataformero 3D clásico al estilo Banjo-Kazooie.
        • Mantiene la esencia de la serie. Nostalgia de una de las franquicias más grandes del entretenimiento
        • Gráficos actualizados, visualmente colorido y atractivo.
      • lo malo
        • Problemas técnicos y de performance
        • Mecánicas que pueden ser obsoletas y anticuadas
    Estamos en Vivo!
    ¡Cuanto Pochocolo!
    Login
    Loading...
    Sign Up

    New membership are not allowed.

    Loading...