Wingspan – Análisis

Empecemos con un poco de contexto

Ahora es un hecho que los juegos de mesa están atravesando su renacimiento, una segunda edad de oro después del gran lanzamiento de los famosos títulos de Hasbro y Mattel que nos acompañaron en nuestra infancia (Hotel, Monopoly, Journey of Life). La economía del diseño y su variada temática han escapado a los simples mecanismos de “conseguir X objetivo para conseguir victoria” y los juegos sin fin, lo que ha atraído es a una gran audiencia que no necesariamente pertenece a las edades más jóvenes. Probablemente podamos ver los mismo en el período de la afición relacionada con los videojuegos a principios de los 2000. 

También a partir del milenio, comenzaron a aparecer nuevos juegos, pero lo más importante, nuevos mecanismos. Implementaciones y aplicaciones inconscientes (es decir, no dirigidas) de Game Theory, algunos juegos orientados a la familia como Carcassone o 7 Wonders simplemente hicieron los “clics” necesarios. En palabras de la nueva adquisición de Microsoft, Todd Howard, “Simplemente funcionaron”. Un avance rápido en 2019, y Stonemaier Games, editor del enormemente exitoso Scythe, también mencionado en la revisión de Iron Harvest, publica Wingspan. La diseñadora del juego, Elizabeth Hargrave, también fanática de los juegos de mesa, se quejó de que nadie estaba interesado en uno de sus intereses, la observación de aves. Después de aproximadamente 3 años de diseño y pruebas en varios prototipos, Wingspan ha cautivado a los críticos y se ha ganado al público con su elegancia. El Indicativo de esto último es que debido a la demanda logró salir en 7 ediciones en 14 meses. Con ya dos premios de pasatiempos extremadamente populares en su historial (Deutscher Spiele Preis Mejor juego familiar / para adultos y Ganador de Kennerspiel des Jahres para 2019), su transferencia a nuestras pantallas viene con pruebas muy sólidas.

La verdad es que muchos juegos de mesa que se han retratado en formato digital sin tanto éxito. El medio, el enfoque y la percepción son diferentes, especialmente para juegos donde la interacción de los jugadores es su quintaesencia. El propósito de esta revisión no es presentar en detalle las reglas del juego, ya que existen muchos videos que analizan al hueso Wingspan junto con los pros y contras. 

Primeros aleteos 

De esta manera, ¿De qué se trata Wingspan? En esencia, es un juego de cartas que pertenece a la categoría de juegos de construcción de motores (en la misma categoría pertenece el supremo Slay the Spire juego super recomendado). En pocas palabras, cada tarjeta ofrece algunas posibilidades y beneficios siempre que se activa/n, un pequeño engranaje en su resultado final. Tu objetivo (y el general también) es generar tantos puntos como puedas de todas las maneras que el título ofrece. Los puntos individuales que se recompensan con otros puntos son diferentes en cada partida que juguemos, por lo que no siempre son las mismas experiencias. Cada carta es un pájaro con sus datos, beneficios y restricciones. La idea más básica es hacer combos con las cartas, sumar todos los puntos durante y al final de la partida. Todo de mientras vamos pasando etapas y consiguiendo las mejores combinaciones. 

El elemento clave de Wingspan que se transfiere en su forma digital original son el impresionante y elegante diseño de absolutamente todo sus elementos. Incluso alguien indiferente a la ornitología amateur (como es mi caso) no puede permanecer indiferente ante el trabajo realizado para representar a todas las aves disponibles. A medida que las partidas avanzan uno se puede ir dando cuenta más y más el nivel de trabajo de campo que hay detrás de todo los apartados. Sonidos de aves, información de cada una y aspectos gráficos son solo algunas de todas las peculiaridades que más resaltan, pero el amor se siente en todo momento. Una característica negativa con respecto al juego de mesa, es que muchas veces el jugador está tan absorto en construir y optimizar su resultado, que la interacción con otros jugadores se minimiza en gran medida.

El huevo de oro

La paradoja detrás de Wingspan es que lo que cuenta como un defecto en los juegos de mesa hace que funcione perfectamente en el formato digital. La interfaz de usuario funciona de forma orgánica y fluida, con la capacidad de cambiar entre diferentes imágenes para que pueda acceder a cualquier información en cualquier momento. No hay absolutamente ninguna presión de tiempo, y se adopta el sistema de “juego asincrónico” entre diferentes jugadores a través de Steam: puedes iniciar una partida tomando tu turno, que tiene un margen de hasta 24 horas hasta que juegue el oponente. En mis pruebas para el modo multijugador en línea, no encontramos ningún problema grave. Su implementación es perfecta, deja tener varias partidas activas al mismo tiempo y salir y entrar en el momento. 

Todo por la experiencia

Lidiar con Wingspan es una cuestión de preferencia personal. Después de haber jugado varios títulos de juegos de mesa tanto físicos como digitales, les recomiendo que prueben con un café y tiempo libre para disfrutar. Su calidad y carácter amigable prometen varias horas de relajación sin una preocupación. A veces puede encontrarse frente a un rompecabezas sin fin, tratando de construir combinaciones y rondas ilimitadas junto al mejor diseño de interfaz que vi en el año fácilmente. Todo esto junto al amor por las aves que es impresionante, al nivel que uno con falta de conocimiento aprende ronda a ronda. Este proceso puede parecer una estratagema, pero cada partida está pensada para relajar, tranquilizar y pasar un buen rato simplemente observando aves.  .

 

Leave a Comment

Estamos en Vivo!
¡Cuanto Pochocolo!
Login
Loading...
Sign Up

New membership are not allowed.

Loading...